No hay comentarios

¿Qué necesito para vender mi piso?

Vender mi piso en Barcelona

En algún momento de nuestras vidas y por diversas circunstancias nos enfrentamos o vamos a enfrentar al “reto” de vender nuestro estimado piso, casa, ático o vivienda. Ya sea porque hemos ampliado familia y se nos queda pequeño o porque nuestros “pequeños” se han independizado y nos sobra espacio, o simplemente porque hemos decidido invertir en una vivienda nueva en lugar de reformar la actual o hemos de dividir un patrimonio recibido entre herederos… Seas cuales sean las circunstancias, lo más importante es hacer de este “reto” un trámite fácil, sencillo y fluido.

Entendemos que la propia decisión de vender es de por sí difícil por la presencia de factores emocionales, lo aparentemente complicado del asunto y la incertidumbre de por dónde empezar. Por eso tendemos a retrasar el momento, prolongando la sensación de estrés y preocupación.  Para aliviar esta posible ansiedad que el proceso de venta puede crear en algunas ocasiones, es importante saber qué necesitas para vender tu piso.

Te explicamos de manera clara y sencilla lo necesario para tramitar la venta de tu piso:

Escritura de Compraventa

También conocido como Título de la Propiedad, la Escritura de Compraventa es el primer documento que debemos localizar y que recoge entre otras muchas cosas la información necesaria para saber quién es el propietario actual de la vivienda. Ten en cuenta que en procesos de venta relacionados con herencias, este documento será sustituido por el Testamento y la Escritura de Partición de Herencia.

Documentos de identidad

Una vez corroborado que nosotros somos los propietarios de la vivienda, es importante tener al día y a mano nuestros documentos identificativos, ya sea el DNI/NIF o el pasaporte. En el desafortunado caso de que estos documentos estén extraviados, deberemos gestionar la solicitud de uno nuevo con la mayor brevedad posible. De poseer documentos caducados, estos serán igualmente válidos a la hora de vender su vivienda aunque, en dicho caso, el notario podrá exigir la presencia de dos testigos que corroboren nuestra identidad.

Nota simple

Para obtener la nota simple debemos acudir al Registro de la Propiedad, un centro público donde se almacena la historia de las propiedades desde su construcción y donde, a través de la Nota Simple, podremos obtener información acerca del estado de salud de nuestro piso, comprobar que la vivienda figura a nuestro nombre y revisar si tiene algún tipo de carga: hipoteca, afecciones…

Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

Es importante tener a mano el último recibo emitido del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, antiguamente conocido como la Contribución. Este Impuesto grava el hecho de poseer un bien en propiedad y en el recibo figura la Referencia Catastral, un dato necesario para redactar la nueva Escritura Pública que firmemos con nuestro futuro comprador.

Certificado

Igualmente necesario es disponer de los datos de contacto del Administrador de la finca, a quien deberemos pedir un Certificado que especifique que no hay ninguna cuota de comunidad pendiente de pago. Este documento deberá ser firmado por el Administrador con el visto bueno del Presidente de la comunidad y gestionado antes de la venta del inmueble.

Hipoteca

En el caso de tener un préstamo hipotecario, es importante conservar un recibo reciente de dicho préstamo y los datos de contacto de la Entidad Bancaria que nos concedió la hipoteca, para poder gestionar antes de firmar la Escritura Pública el Certificado de Deuda Pendiente, un documento que especificará el importe que queda por pagar en el momento de la transmisión de nuestra vivienda y que será retenido por el comprador. Será la parte compradora la encargada de cancelar dicho préstamo a través de la gestoría del Banco que le concederá el nuevo préstamo.

Si ya no se debe nada al banco, en la Nota Simple de la propiedad deberá poner “esta finca se encuentra libre de cargas“. Si no es así habrá que contactar con la entidad que nos concedió el préstamo para hacer las gestiones pertinentes y proceder a la Cancelación Registral de la hipoteca, un trámite con coste adicional que ha de pagar el vendedor.

Otra documentación

Sugerimos recopilar todas las llaves de la vivienda y preparar juegos completos que faciliten la entrada a la vivienda del comprador. Es importante recopilar toda la documentación de posible interés tales como garantías, planos de la vivienda, información sobre instalaciones, normas de comunidad, actas comunitarias de interés, teléfonos del personal al servicio de la comunidad… Todo aquello que nos gustaría saber si fuésemos el comprador. Finalmente, ten en cuenta que es necesaria tu presencia como propietario para vender tu vivienda. Si no vas a poder estar presente, busca a algún familiar o amigo de máxima confianza que mediante una Escritura de Apoderamiento sea autorizado por ti para vender la vivienda sin tu presencia.

Comments (0)