No hay comentarios

Vivienda de la semana: El resultado perfecto de la exigencia en cada detalle

Desde que llego a nuestras manos,  esta vivienda nos ha tenido completamente embrujados. Basta con contemplar el edificio desde fuera para comprender que en su interior se cobija algo aún mucho más prometedor. Un espacio cautivador, acogedor y moderno enmarcado en el entorno de una elegante construcción con nombre propio: Aribau-Augusta Residencial.foto-1

Esta exclusiva promoción de viviendas en la Zona Alta de Barcelona es el resultado de la exigente búsqueda de la perfección en cada mínimo detalle: viviendas espaciosas, modernas y con personalidad, con acabados de altísima calidad que le otorgan el rango de inmueble de lujo.

Entramos en el edificio, donde el estilo y la elegancia se complementan con exquisitez. Un pequeño recibidor con 4 escaleras y una rampa nos guía hasta el descansillo desde donde nos saludan hasta tres modernos ascensores de última generación. Ascendemos hasta el cuarto piso en uno de ellos con suavidad y rapidez. Avistamos la sólida puerta de entrada y nos comienzan a sobrar las ganas de conocer el interior del hogar. Desde el hall admiramos la amplitud de los diferentes espacios que se abren ante nosotros. Comenzando por la cocina tipo office, ya podemos imaginarnos viviendo allí, cocinando allí, divirtiéndonos allí, preparando una buena comida con amigos y familia, en una espaciosa estancia con una distribución inmejorable en la que manejarse varias personas sin molestarse, en la que todo está a mano y nada falla.   foto-19Continuamos adentrándonos en el salón, una estancia de 30 metros cuadrados dividida en dos espacios con carácter: la zona del comedor y la zona de estar, ambas diseñadas con gusto e inundadas por luz natural y ventilación que se cuela a través de los amplios ventanales. Nos sentamos en el cómodo sofá y la imaginación hace el resto. Cálidas tardes de invierno refugiados del frio después de una larga jornada laboral. Cenas de noches de verano con las ventanas abiertas a un precioso atardecer con compañía en el balcón. Ensimismados con esta estancia, continuamos con las habitaciones, un total de tres cuartos, dos de ellos dobles exteriores, con mucha luz e igualmente acogedores, en línea con toda la vivienda. Uno de los exquisitos cuartos dobles es una suite con zona de vestidor, para el deleite de aquellos con necesidad de espacio y organización. foto-2La tercera habitación es individual, aunque no pero ello menos espaciosa, también exterior y luminosa. Todas las estancias están excelentemente acabadas y disponen de armarios empotrados de alta calidad. Dos son los baños familiares de uso común que encontramos en este exquisito apartamento, zonas amplias y muy completas, con ambas ducha y bañera y decoración elegante y nuevamente de alta calidad. Abandonamos la estancia con muy buen sabor de boca para ascender ahora hasta lo más alto del edificio. Y en este punto las palabras dejan de fluir ante la grandeza de una terraza con solárium y piscina que pone guinda a este exquisito pastel. Admiramos las instalaciones, igualmente cuidadas que el resto de los elementos de este exquisito y lujoso edificio. Y las vistas que presenciamos desde allí nos hacen dar cuenta de que vivir en Barcelona es un placer que se disfruta tanto fuera como dentro de casa. Y es un placer que hay que disfrutar, porque cuidarnos implica ser felices y entornos como este dan mucha felicidad.

Comments (0)